BLOG

Entérate de lo último en el trading

La ciencia de la inversión, lo que todo trader debe saber sobre la ciencia financiera

Construir la experticia en cualquier campo de estudio, requiere una estrategia explicita de comprensión. La investigación me ha permitido en los últimos años construir esquemas mentales que me han facilitado la comprensión y ampliación del conocimiento en el mercado financiero, algo que se conoce en contextos pedagógico s como meta-cognición.

Además de la gran pasión que siento por las finanzas he trascendido la lectura de visiones aisladas que recortan una pieza del mercado, he podio observar que en un mundo que insiste en polarizar y casi de manera sectaria, construir métodos, algoritmos y estilos que aparentemente permiten atribuirse la tenencia indiscutible y excluyente de la verdad, lo veo a diario en analistas, academias, traders e inversionistas.

Pues esta oportunidad de compartir en el blog algunas reflexiones me ha llevado a exponer mis posturas al respecto y tal vez invitar a una apertura mental cuando de ciencia y finanzas hablamos, pues es vital para avanzar en la construcción de mejores estrategias de inversión, comprender las limitantes de lo que sabemos, conocer los demás saberes reconocer la gran oportunidad que existe al integrar la diversidad de análisis en la lectura integral de un fenómeno socioeconómico como lo son los mercados.

Algunas de las posturas que han generado observaciones serán ilustradas a continuación, y buscaré generar una disección de la relación con el mercado, así como una propuesta para integrarlo al entendimiento del mercado más que en la asunción de extremos dogmáticos.

La hipótesis de eficiencia

Siendo esta una de las posturas que mayor avance ha generado a las finanzas como ciencia, donde se plantea la imposibilidad de vencer al mercado basado en la forma aleatoria del comportamiento de los precios. Dicha postura ha suscitado grandes polémicas, para muchos la existencia de dicha condición en un mercado sería en sí misma la idea estimación del trading como una profesión.

Sin embargo, un estudio detallado de la teoría fundante permite integrar en si misma estrategias de inversión simples como los clásicos “Buy and Hold” pues en este se reconoce un comportamiento aleatorio de submartingala, es decir que en condiciones normales el mercado accionario permanece en tendencia alcista en el largo plazo pese.

Dow Jones entre 1.900 y 2.016, una evidencia del modelo submartingala (buy and Hold)

Uno de los planteamientos que se pasa por alto es que Eugene Fama - quien fuese premio Nobel de economía por la investigación en este aspecto del mercado, en su amplia disertación reconoce que los mercados en algunos plazos cortos de tiempo pierden eficiencia y algunos agentes ganan capacidad predictiva, sin que esto implique que el mercado no sea eficiente, es allí donde se encuentra un concilio entre el análisis técnico y la HEM.

Y solo por contradecir un colega, de no existir eficiencia en el mercado, este sería incapaz de asignar precios y reaccionar a la información entrante al mercado.

Dicha hipótesis es uno de los avances más significativos y entorno a la cual se ha generado una gran beta de conocimiento, sin embargo existen posturas igualmente rigurosas, que la debaten y pueden tener sentido para un trader.

Espíritus animales

Mucho se ha hablado de sobre este aspecto, y en ocasiones sucede que, al revisar un periódico o algún noticiero, la conclusión más sencilla sería asumir que los seres humanos poco razonamos. Que somos más vehículos útiles de nuestros impulsos instintivos y que son la ambición y el miedo los brazos que están en constante pulso.

Gran parte de las dinámicas que se estudian en dicha perspectiva se explican por comportamientos de masas; donde la mayor parte de inversionistas simplemente siguen las recomendaciones de otros o por la percepción de éxito que algunos inversionistas pueden formar en una población determinada. En la actualidad las redes sociales y todos sus vicios, son tierra fértil para engendrar condiciones aptas para oleadas de manadas inflando burbujas de forma serial.

El comportamiento de masas se ve contrarrestado por algo conocido por el capital inteligente, en mi concepto adultos en términos de Kant -quien afirmaba que la mayoría de edad era alcanzada por personas capaces de servirse de su propio conocimiento- aquellos capaces de definir una ruta y reconstruir la realidad y generar una abstracción sobre el valor de los activos o del comportamiento del mercado.

El capital inteligente reconoce la posibilidad explícita del análisis técnico, así como del análisis fundamental, en general ambos ofrecen visiones estratégicas tejidas mediante método, y en las cuales no se persigue la visión de un tercero, sino que se crea un análisis particular a partir del conocimiento del trader o el inversionista.

Cabe anotar que nuestro concepto de manada no persigue infundir una psicología de masas, todo lo contrario, lo que buscamos es fortalecer el conocimiento, la autonomía y brindar a nuestros estudiantes esa capacidad de tomar decisiones más allá de las recomendaciones. Y yace en la manda un concepto de crecimiento en el conocimiento y de acompañamiento en la experiencia.

Sin embargo, la visión de espíritus animales ha sido planteada como una doctrina antagónica a la HEM y el debate ha mantenido a financieros y aficionados en un choque constante, tanto que para muchos el asunto de los mercados financieros sigue siendo “jugar en bolsa” como si se tratara de una actividad del azar ejercida por una especie de ludópatas. La evolución de la disputa entre doctrinas yace en la construcción de una visión superior capaz de integrar y entender el mercado como un todo, además de comprender al ser humano y su relación con el mercado como una corriente evolutiva.

Las finanzas evolutivas

La postura evolutiva reconoce el aspecto más cercano al mercado cuando contrastamos los postulados y la práctica, la posibilidad de mercados donde la eficiencia racional coexiste con los espíritus animales, y donde el capital inteligente se adapta de manera constante a las condiciones observables en la formación de precios.

El capital inteligente entonces es capaz de leer la generalidad del mercado, adaptarse a las tendencias y sacar provecho de las condiciones reales del mercado. Traders que logran establecer un recorte de mercado, comprenderlo a profundidad y rentabilizarlo de manera consistente. Lo anterior implica que un trader que comprende la evolución de los mercados acepta la posibilidad de cambio, acepta la adaptación constante a las dinámicas de precios, acepta la aparición de nuevas herramientas y definitivamente abandona las visiones dogmáticas y el “adanismo” en la funcionalidad de su forma de operar.

En general la aproximación evolutiva a los mercados financieros construye un arquetipo sabio, capaz de mantener la conexión entre sus saberes sin perder de vista la construcción vela a vela o tick a tick de los precios, tomando decisiones de forma asertiva bajo una estrategia rigurosamente fundamentada.

En todo caso, es importante comprender, que cada estrategia funcional, es simplemente una lectura de un recorte del mercado. La comprensión del fenómeno como un todo, posiblemente esté lejos del alcance humano y es precisamente por dicho motivo que existan múltiples estrategias rentables y múltiples postulados, sin que emerja una única verdad.

Desde la manada GWT nuestra búsqueda está en presentar el conocimiento que durante años hemos investigado y experimentado, para brindar a nuestros traders esa capacidad de tomar decisiones basado en la lectura de un mercado donde la historia se escribe segundo a segundo, Manteniendo nuestros sentidos prestos y nuestra disposición para crecer intacta.


Discusión

3 comments