BLOG

Entérate de lo último en el trading

​Pandemia, Humanidad y Mercados.

Pandemia, Humanidad y Mercados.

Mucho se habla de cisnes negros en el mundo y poco se ha logrado para contenerlos.

El término de cisnes negros fue acuñado años a tras por Nicholas Taleb Nassim refiriéndose a eventos poco probables que tenían un potencial impacto bastante significativo o en ocasiones catastrófico.

A pesar de los importantes logros en sistemas de gestión de riesgos y diversas herramientas cuantitativas, parece que los seres humanos carecemos de una visión panorámica de los daños potenciales, y mientras el mundo discutía si el siguiente revés económico sería causado, por los elevados niveles de endeudamiento de los Estados, o por el rápido crecimiento de los precios en el sector tecnológico, o por la desaceleración en China, pues el golpe finalmente llegó por el lado ciego -como en el football americano-.

Una pandemia generalizada está costando al mundo miles de vidas humanas y trillones de dólares capitalización bursátil. Frente a dicha condición el revuelo en los mercados es manifiesto y la volatilidad ha escalado a niveles tan solo vistos en las condiciones más agudas de las crisis financieras

Frente a la manera de contener los efectos que dicha pandemia está generando en el mundo, hay posiciones bastante divididas, por su parte una visión laxa y permisiva llevó a varios países de Europa a colapsar su sistema sanitario, mientras países como Rusia y Corea del Sur han adoptado medidas más restrictivas aplanando el efecto en la población, aunque diezmando la capacidad productiva en cifras bastante considerables.

Por su parte Estados Unidos a toma la decisión de mantener su funcionamiento hasta donde sea posible y al día de hoy 26 de marzo, ya ha superado el número de contagiados de China e Italia, el gran debate se centra entre una falso dilema de lo Económico Vs lo Humano que personalmente dudo que termine bien. Me remitiré entonces a algunos elementos de la historia y la teoría para soportar mi idea:

Un famoso economista del siglo XIX Thomas Malthus aduce que este tipo de situaciones son simples mecanismo de regulación que permiten que el tamaño de la población no sobrepase la capacidad del planeta para abastecernos, por ende, este fenómeno es algo “natural” que debe seguir su curso, en una metáfora bastante ilustrativa, ¿preguntaba a un auditorio porque los árboles no crecen a más de 1.000 metros?

  • A lo cual respondía con un argumento de la incapacidad orgánica de las especies de crecer de manera indefinida. Paralelo a la población que debía ser contenida eventualmente por plagas y desastres naturales.

Cuesta creer que una visión como esta perdure en pleno siglo XXI y más parece salido del personaje de Thanos (de la película Avengers), pero al parecer es el mensaje que algunos dirigentes de los Estados Unidos pretenden transmitir en sus mensajes a la población.

LA segunda postura se basa en algunos estudios que he ido recopilando teniendo en cuenta el fenómeno de la “gripe española” que atacó al mundo en 1918-19, frente a dicho fenómeno uno de los documentos relevantes es un estudio elaborado por la FED de St Louis publicado en el año 2007 donde se destaca, ante todo, el poco protagonismo de dicho fenómeno en la historia reciente, principalmente debido a la primera guerra mundial que sucedió en simultánea.

Dentro de los principales hallazgos se destacan los siguientes:

  • No existe evidencia de impacto económico en el largo plazo de dicho fenómeno (teniendo en cuenta que duró 2 años)
  • Aquellos estados que generaron medidas más restrictivas a la movilidad de personas fueron los que lograron una recuperación económica más acelerada
  • Los efectos en sectores de entretenimiento y servicios fueron los más contundentes incluso llegando a cifras de decrecimiento de hasta el 50%
  • Hubo un ligero impacto en el corto plazo en los salarios dada una transitoria escasez de mano de obra.

Aquí sugiero una breve pausa para una reflexión:

-SI hay algo que requiere la humanidad garantizar la subsistencia, es la enseñanza de la historia, pero no desde eventos memorísticos, sino desde aquellos conocimientos del pasado que pueden ayudarnos a guiar las decisiones en situaciones como la actual. Las guerras, las plagas, las crisis se yerguen sobre la base de la ignorancia-

En resumen dos posturas que llevarán los dirigentes de diferentes partes del mundo a remediar la situación de manera creativa, pero q a su vez tendrá una gran repercusión en la velocidad con que esta situación sea superada.

La Pandemia en Latinoamérica

El panorama mundial es complejo, pero el latinoamericano es aún más.

La incapacidad manifiesta de Latinoamérica de romper su excesiva dependencia del sector primario de la economía, sumado a gobiernos corruptos y pocos capaces sitúan esta parte del continente en una indefensión que da miedo.

Tras la caída vertiginosa del precio del petróleo se presentó un movimiento abrumador en término de devaluación para los países de Latinoamérica, aumentando su vulnerabilidad y exposición a productos importados tanto en sus cadenas de suministros, como en sus canastas básicas de consumo.

Un escenario económico de base ya preocupante en términos de crecimiento, así como una incapacidad notable de generar transformaciones en los sectores productivos, han derivado en la permanencia de fallos de mercados como: monopolios u oligopolios que poco permiten el desarrollo y poco permiten el tránsito hacia instituciones de corte progresista.

Producto de la perpetuación de esa suerte de “virreinatos y feudos” que se evidencian en Latinoamérica, el recaudo de impuestos es anémico, y así los sistemas de protección social. Frente a lo cual no ha habido más remedio que instar a la parálisis y a esperar un milagro para que dichas sociedades soporten el impacto.

Los mercados financieros y la Pandemia

Los mercados financieros son un motivo de admiración para mi gusto en estos casos. Pues sus funciones se hacen evidentes:

  • Como un termómetro de la economía
  • Brindando liquidez a quienes recurren a sus fondos
  • Asignando recursos a aquellos sectores que mejor potencial tienen en la situación actual

Pese la dimensión del retrocesos en precios que se ha hecho evidente en las últimas semanas, los mercados financieros han demostrado una mayor velocidad que el mercado real para descontar el fenómeno, así como una gran dinámica para encontrar niveles eficientes de precios, presentando notables disminuciones en aquellos sectores que probablemente van a vivir el fenómeno con mayor rigor (aerolíneas, hoteles, entretenimiento, bienes durables), y dando por el contrario una prima de valor a aquellos que pueden generar un incremento sustancial de sus ingresos en la contingencia (bienes de consumo, farmacéuticas y empresas que están ofreciendo soluciones a la dinámica social y corporativa en el mundo).

Como recurrentemente lo menciono entre mi circulo académico; el mercado financiero es una fuente inagotable de oportunidades, ante el peor de los panoramas hace una nueva asignación de recursos.

Los días por venir son duros para la humanidad toda vez que como decía Gabriela Mistral “la humanidad es algo que aún hay que humanizar”. Pero también son días promisorios para aquellos que están en el trading.


Discusión

3 comments