BLOG

Entérate de lo último en el trading

¿Y si te dijera que en el caos reside el orden?

¿Y si te dijera que en el caos reside el orden?

“Un fractal es una forma de ver el infinito” Benoit Mandelbrot

La vida es un ciclo; el ser humano es sencillo, siempre actuará igual en la misma situación. Si abres los ojos verás más de un movimiento que se repite en nuestro horizonte, es como si el futuro estuviera escrito o definido por patrones.

La Bolsa de Valores, por su parte, es una creación del ser humano, un ser intrínsecamente emocional. Los mercados financieros a nivel psicológico son una interacción continua entre compradores y vendedores, sin importar el marco temporal o gráfico transaccional.

Estos compradores y vendedores son las mismas personas que cuando terminan de tradear tienen una vida normal, personas como tu y como yo. Por eso, es normal pensar que como inversores nos inquieten, motiven o sorprendan las mismas cosas y que si vemos o leemos una noticia, serie de datos, nuevos sets de información, contexto o gráficos, nuestra percepción sobre el mercado sea muy similar (o al menos en su mayoría) y ya sabemos que el precio se mueve por donde circulan la mayoría de los contratos; así que podemos concluir que los activos están condicionados por los estímulos que percibamos ¡Que para todos son los mismos!

La gráfica de cualquier activo se moverá por lo que dicta la mayoría de los inversores, personas que no escapan al orden racional (ni al emocional) y que cada uno con su propia historia al sentarse en frente de su computador captará lo mismo que el que está a kilómetros de distancia.

Si el precio se alteró una vez por determinados agentes económicos que fueron capaces de mover el precio, no hay razón para pensar que eso no ocurrirá de nuevo (autosimilitud) y si se da el mismo escenario sabemos que los inversionistas actuarán de la misma manera atados por los pensamientos que dictan sus decisiones, creando un bucle interminable.

Análisis técnico y caos

Al ver el mercado tenemos dos formas de especular qué va hacer el precio: fundamentales o técnicos. El problema con los fundamentales es que dependemos de la información que nos brinda un tercero y muy seguramente grandes inversionistas ya tuvieron acceso a dicha información y tomaron acción frente a ella, además que desconocemos la intención que hay detrás de todas las noticias que se viralizan (sobre todo en esferas económicas y geopolíticas). En últimas, estamos condicionados a hipótesis teóricas o “qué deberían ser”; pero, nosotros como traders, sabemos que el mercado es de todo menos como debería ser.

Acá es donde llega el análisis técnico y nos muestra la realidad del mercado a través del pulso que existe entre oferta y demanda plasmado en nuestros gráficos. Nos indica la intención del precio con patrones estadísticos y gráficos o, siendo más románticos, nos muestra la psicología de masas en la formación de precios.

¿Logramos identificar la relación que tiene el mercado con la emociones humanas? Exacto, No se mueve por decisiones racionales, sino emocionales donde el precio de cualquier activo financiero rebota de arriba hacia abajo y viceversa impulsado por euforia y miedo. Ésta condición hace del mercado un sistema dinámico que varía a través del tiempo, con extrema sensibilidad a nueva información y PARECE impredecible, aleatorio o desordenado ¡Teoría del caos en toda regla!

Caos, fractalidad y autosimilitud… Esto ¿Con qué se come?

Uno de los avances matemáticos más importantes del último siglo fue todo lo relacionado a la teoría fractal propuesta por Benoît Mandelbrot y su relación directa con La Bolsa de Valores, es tan determinante que la formación de precios en el mercado se rige bajo principios de fractalidad; es decir, sin fractales no hay mercado.

La fractalidad en trading hace referencia a la fracturación de precios y tiene dos características fundamentales: la autosimilitud e iteraciones.

Cuando hablamos de autosimilitud estamos viendo que los marcos temporales o transaccionales mayores están formados por marcos temporales o transaccionales más pequeños que se parecen a los mayores. Por ejemplo, una tendencia alcista en una hora va estar compuesta por corridas y retrocesos alcistas en 5 minutos y ésta tendencia en 5 minutos está compuesta por corridas y retroceso alcistas en 1 minuto y así nos podemos ir fracturando el precio hasta el infinito.

A pesar de que el mercado es caótico por definición, tiene el mismo comportamiento si lo vemos en 1 minuto, 5 minutos, 1 hora, diario, semanal, mensual o anual… Y si logramos iterar patrones repetitivos encontraremos que no es tan aleatorio, solamente lo parece.

Nosotros como traders ¿Qué hacemos con esto?

En definitiva no vamos a aplicar modelos matemáticos complejos al mercado, no es necesario; incluso es una información que no es relevante para ser rentables.

Pero si quiero abrir tus ojos y a todos aquellos que piensan que el mercado de valores es una juego de azar o un casino donde lanzamos una moneda al aire y ésta nos dice si compramos o vendemos.

Es un ejercicio serio y profesional donde usamos el análisis técnico para cazar las mejores oportunidades. Entendemos, a su vez, que el mercado puede ser un sistema caótico, pero que en determinados momentos exhibe patrones de comportamiento predecibles a través de estructuras fractales y ahí es donde realizamos nuestras inversiones, estamos a favor de la estadística.

Relacionamos el mercado a niveles psicológicos con esa lucha interna de personalidades y lo leemos en las fracturaciones de precios, fracturaciones que por propia definición ya son algo: un orden dentro del caos.


Discusión

7 comments